CEPAL estima en más de 1.500 millones de euros los daños por las recientes tormentas en Honduras

0
131

El Banco Central de Honduras estima una caída del PIB para este año de entre un 9 y un 10 por ciento, principalmente por los efectos colaterales de la pandemia de COVID-19, según el diario ‘La Prensa’.

Las tormentas ‘Eta’ y ‘Iota’, que azotaron en noviembre varios países de Centroamérica, dejaron a su paso por Honduras daños materiales por valor de 45.000 millones de lempiras (más de 1.500 millones de euros), según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Solo estos temporales tendrán un impacto del 0,8 por ciento en el crecimiento del PIB hondureño en 2020, según este informe. El Banco Central de Honduras estima una caída del PIB para este año de entre un 9 y un 10 por ciento, principalmente por los efectos colaterales de la pandemia de COVID-19, según el diario ‘La Prensa’.

La CEPAL calcula que la mitad de los efectos detectados por las tormentas en Honduras –un total de 45.576 millones de lempiras– corresponden a daños directos, mientras que el 45 por ciento deriva de pérdidas y el 5 por ciento restante son costes adicionales derivados del temporal. El sector privado sufrió el 69 por ciento de las pérdidas.

Según la CEPAL, el transporte es el sector más afectado por los daños derivados de ‘Iota’ y ‘ETA’ –más de 20.000 millones de lempiras–, mientras que el Banco Central incide también en los graves efectos sufridos por la agricultura, la ganadería y la minería. La producción de noviembre a diciembre apenas representa “un 17 por ciento de la producción total”, añade la entidad reguladora.

La CEPAL también ha dedicado en su informe un apartado a las consecuencias humanitarias, para detallar que “hay más de cuatro millones de personas afectadas, con 2,5 millones en necesidad”. “Hay 92.000 personas en albergues y 62.000 casas afectadas”, ha resaltado. Agencia Europa Press (EP)