Cuando el interés puede más que el miedo

0
138
Más de un millón de vacunas de la empresa británica llegarán a Panamá

El interés de los panameños por vacunarse contra la covid-19 fue superior al temor que se infundió en medios internacionales por los efectos colaterales peligrosos que, supuestamente, conllevan las vacunas de AstraZeneca.

El pasado viernes llegaron a Panamá, 36 mil dosis de esta vacuna, mediante el mecanismo Covax que impulsa la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El gobierno de Laurentino Cortizo decidió, llevado por la mala fama que ha recibido esta vacuna en las últimas semanas, que fuera aplicada de manera voluntaria a aquellos hombres mayores de 30 años y mujeres mayores de 50 años. Para tal finalidad, habilitó una aplicación digital, sin importar si los interesados no forman parte de los grupos prioritarios para ser inoculados.

Solo fueron cuestión de horas para que la oferta cediera a la demanda y en la mañana de este miércoles, 21 de abril, las autoridades de salud confirmaron que ya no hay más cupos para los que deseen colocarse la vacuna de AstraZeneca que comenzará a ser aplicada este jueves, 22 de abril.

“Quiero para mi, para mi familia, para mis amigos, para mis pacientes y la población en general lo mejor. Por lo tanto recomiendo: Vacúnate con la vacuna disponible y si es AstraZeneca, hazlo. Es extremadamente efectiva y con riesgo muy rarísimo. No esperes otra vacuna ni otra ola”, escribió en su red social el científico y docente panameño Paulino Vigil.

En Panamá se ha vacunado a más de medio millón de personas en un proceso que, aunque las autoridades afirman que marcha a buen paso, para muchos es angustiante, porque apenas se está en la segunda fase de vacunación que podría tomar hasta el mes de junio.

Por eso no es de extrañar que a pesar que en Europa esté relacionada con cuadros de trombosis, en Panamá al ser colocada en forma voluntaria fuera cuestión de horas para que se agotará este primer embarque.

En tres meses de vacunación, la única vacuna que se ha colocado hasta este jueves, era la de Pfizer. El gobierno ya le pagó a AstraZeneca para surtir al país con un millón 92 mil dosis en forma directa y otras que llegaran con el mecanismo Covax. Cabrá preguntarse ahora, si para los próximos lotes que vengan de la casa británica, se dispondrá que sea voluntaria su aplicación.