sábado, julio 31, 2021
HomeReflexionesColumnasCustodia Compartida, lo mejor para la felicidad de los niños

Custodia Compartida, lo mejor para la felicidad de los niños

Armando Acevedo
Especial para VocesEle
Panamá

Diversos estudios científicos, han determinado que los niños que crecen en régimen de Custodia Compartida, tienden a ser más seguros de sí mismos y se ven más felices que los que se desarrollan en custodias monoparentales.

Estos últimos, suelen ser más vulnerables a depresión, adicción a sustancias enervantes y delincuencia juvenil.

¿Porque?, esto se debe a factores que tienen su origen en la misma naturaleza humana, desde que el hombre dejó de ser nómada para volverse sedentario, veamos:

A los primeros se les devolvió lo más parecido a lo que habían perdido, lo que naturalmente es dable, un padre y una madre a tiempos iguales; de allí los mejores resultados.

Así lo confirma Linda Nielsen, Doctora en Psicología; una de las más grandes estudiosas del efecto que causan los divorcios en los infantes.

VEA TAMBIÉN: Los niños soldados del crimen organizado en México

En una revisión de 60 estudios internacionales, realizados en el año 2018, la psicóloga concluye que “la Custodia Compartida esta generalmente vinculada a mejores resultados que la custodia monoparental para niños, independiente de los factores parentales, ingreso familiar o el nivel de conflicto entre los padres”.

Además, es bien conocido por estos estudios, que el menor que crece en custodia monoparental, que por lo general ve a su padre cada 15 días o más, deja de percibirlo como tal.

De forma inconsciente, lo asocia con una figura parecida a la de un tío, debido a la falta de contacto e influencia que puede ejercer el padre en la educación del menor, lo cual los convierte, por así decirlo, en huérfano de un papá vivo.

Por supuesto, hay muchos niños que por diversas razones han crecido con un solo progenitor y son personas emocionalmente equilibradas, que han alcanzado éxito y felicidad en sus vidas.

Pero la probabilidad que los pequeños sufran en su tierra infancia y por ende afecte su adultez, como hemos observado, son mucho mayores que las que tienen los niños que crecen con ambos padres y/o en custodias compartidas.

¿Porqué el rechazo a este tipo de crianza?

A pesar que la Custodia Compartida ha sido implementada con gran éxito en parte de los Estados Unidos y muchos países de la Unión Europea, existe mucha resistencia a su implementación por parte de diversas instituciones y organizaciones, principalmente feministas, que paradójicamente reclaman igualdad ante el género masculino, pero en este caso parece que se olvidan de sus principios; lo cual hace pensar que esta incongruencia se debe a otros factores, entre ellos, intereses económicos.

Sí, el dinero, esos trozos de papel con retratos de expresidentes, que dan acceso a bienes y servicios.

El menor que crece en custodia monoparental, que por lo general ve a su padre cada 15 días o más, deja de percibirlo como tal.

Y es que la Custodia Compartida, al otorgar igualdad de tiempo con el menor a ambos progenitores, hace que la figura de la Pensión Alimenticia, no tenga razón de ser, por ende los gastos fijos, como escolaridad, vestuario y otros, son suplidos a partes iguales por el padre y la madre.

Es bien sabido, que las pensiones alimenticias son parte importante de las entradas económicas de las que disponen muchas damas, en ocasiones no precisamente para beneficio de sus hijos.

No me mal interpreten, existen muchas madres que son excelentes administradoras de estas prestaciones económicas, pero otras no lo son, y a falta de una legislación específica de rendición de cuentas obligatoria, queda al azar, y al buen juicio de la progenitora, el correcto manejo del dinero de los niños.

Por ello sostenemos en nuestra organización, que “tanto mal hace al niño no pagar la pensión alimenticia, como destinarla a otros fines que no guardan relación con su bienestar”.

Con la diferencia que la primera omisión es castigada con cárcel en nuestro país, y la segunda ni siquiera es considerada una falta por las autoridades de familia que jactándose dicen, “nosotros defendemos el Interés Superior del Menor”.

Pero volviendo al tema que nos ocupa, pareciera que la razón económica pesa más que el desarrollo integral del menor, porque como hemos visto, es evidente que la Custodia Compartida es la mejor opción para la mayoría de los niños.

Por supuesto, hay algunas excepciones a la regla, por ejemplo; casos de maltratos comprobados por alguno de los progenitores hacia los niños; gran distancia entre los domicilios de los padres, y un largo etcétera, que deben ser estudiados; pero que de ninguna manera, representan la mayoría de los casos, como nos lo han querido hacer creer los detractores de este sistema en Panamá, así como en otras latitudes.

Nuestra organización, está siempre abierta al diálogo, para discutir este y otros temas, que guardan relación con el bienestar de la niñez panameña, con autoridades judiciales, legislativas y organizaciones no gubernamentales, para que en conjunto podamos forjar un mejor futuro.

El autor es dirigente de la asociación, “Papá por Siempre” de Panamá

Más Columnas

Y quedaron 4, definidas las finales de Conferencia de la NFL

Sin duda alguna un domingo en el que no se pueden mover de su televisor, promete muchas emociones, intensidad, sorpresas y mucho fútbol americano.