lunes, mayo 17, 2021
HomeEn profundidadLos puentes sobre el Canal de Panamá

Los puentes sobre el Canal de Panamá

Francisco Paz
VocesEle
Panamá

Un cuarto puente sobre el Canal de Panamá, un sueño anhelado durante varios años por los residentes en el lado oeste de la vía interoceánica, se ha visto estancado en los últimos meses, al coincidir el inicio de su construcción con la asunción de un nuevo gobierno que ha hecho cambios a su diseño.

El Canal fue construido por más de 40 mil personas entre 1904 y 1914. Desde entonces, el istmo estuvo separado casi cinco décadas y los panameños que se dirigían a la Ciudad de Panamá, solo podían hacerlo mediante ferris, embarcaciones que trasladaban pasajeros, vehículos y cargas de un lado a otro.

Fue en 1962 cuando se inauguró el primer enlace entre ambas franjas de tierra. Los panameños lo bautizaron como Puente de las Américas, cuyo nombre se explica por sí solo, al unir a Norte y Centroamérica con el resto del continente. Mientras, los norteamericanos decidieron colocarle el nombre del proponente de la obra.

Es el puente más largo, con una milla de longitud, y una altura mínima de 61 metros sobre las aguas del Canal. Su arco central es su característica principal, representando un símbolo del país. Estructuras parecidas a esta, con menor tamaño y longitud se aprecian en los Estados Unidos.

El crecimiento demográfico de la capital de Panamá, así como la expansión de la urbe hacia el lado oeste del canal, que también experimentó este fenómeno, obligó a las autoridades a plantearse la necesidad de construir otro puente.

En un lapso de cuatro décadas, el Puente de las Américas fue el rey a la entrada y salida de la capital.

A diferencia de los otros puentes, el cuarto no sería gratuito, aunque todavía no se sabe cuánto costará transitarlo.

El Canal disponía de un puente movible, conocido como Miraflores, por el nombre de las esclusas que se encontraban cerca del mismo. Pero, esta estructura solo funcionaba, cuando había gran movimiento de vehículos por fechas de asueto y por cierta cantidad de horas para no afectar el tráfico marítimo.

Por otra parte, en el lado atlántico, en la ciudad de Colón, la otra importante urbe colindante con la vía acuática, los conductores que se debían trasladar a la denominada Costa Abajo o viceversa, tenían que cruzar sobre la esclusa de Gatún. Era impresionante pasar por allí y observar los barcos que esperaban su turno para salir hacia el mar Caribe.

El nuevo siglo abrió paso al segundo puente sobre el Canal, ubicado sobre el inicio del Corte Culebra, la parte más angosta de la vía interoceánica. Abierto al tráfico vehicular en 2005, el Centenario fue nombrado así, debido a la conmemoración de los cien años de vida republicana de Panamá, en 2003.

Puente Centenario

Esta estructura es totalmente diferente al primer puente y su modelo es atirantado. Su longitud es de un kilómetro con una altura de 80 metros.

A pesar de su apertura, a la fecha, el Puente de las Américas sigue siendo el más utilizado por los panameños.

La ampliación del Canal, entre 2007 y 2016, motivó cambios, tanto en el Atlántico como en el Pacífico. Ante el ensanche, los ferris regresaron, en esta ocasión a Colón, ya que el uso de la esclusa de Gatún no sería suficiente. Por su parte, en el sur, el puente de Miraflores fue desmantelado, aunque ya tenía varios años en que no se usaba.

La Autoridad del Canal de Panamá vio la necesidad de construir un puente en el lado Atlántico. Esta estructura serviría a su vez, para darle mayor desarrollo a la Costa Abajo de Colón, región de poca población, dedicada a la ganadería, pesca y actividades agropecuarias, pero con un enorme potencial turístico, por sus hermosas playas y ruinas coloniales.

Puente Atlántico

El Puente Atlántico, se construyó entre 2013 y 2019 y fue inaugurado por el actual presidente, Lauretino Cortizo, oriundo de la provincia de Colón. Es similar al Centenario, con un kilómetro de longitud y una altura de 75 metros. Con un arco de luz (distancia entre sus dos torres) de 530 metros fue el primero de su tipo en el mundo en contar con dicha longitud.

El Centenario no contaba con muchos años de vida, cuando ya se hablaba de la necesidad de un cuarto puente sobre el Canal, en el lado Pacífico. Esto se debe, al crecimiento poblacional de los distritos de Arraiján y La Chorrera, ubicados después de la capital, cuya mayoría de sus residentes laboran en la capital.

Se estima que, diariamente, se trasladan medio millón de vehículos hacia y desde la capital de Panamá, lo que genera pesados congestionamientos, tanto en la madrugada como en horas de la tarde, lo que desmejora la calidad de vida de estas personas.

Perspectiva del cuarto puente

La iniciativa del cuarto puente se concreta bajo el gobierno de Juan Carlos Varela (2014-2019), llevándose el proyecto un consorcio chino.

Sin embargo, Panamá cambió de gobierno en julio de 2019, y las nuevas autoridades ordenaron una modificación al diseño de la estructura, para abaratar costos y extraer del concepto, la tercera línea del metro, la cual está por construirse y de la cual se optó por un túnel bajo el Canal.

Estas modificaciones, aunado a la pandemia por la Covid-19 han paralizado la obra, que se pretende levantar a pocos metros del primer puente.

A diferencia de los otros puentes, su uso no sería gratuito, aunque todavía no se sabe cuánto costará transitarlo.

Mientras se dilucida su futuro, el viejo Puente de las Américas, también espera por este proyecto. Esta estructura de casi 60 años necesita ser restaurada, para lo que se necesita que funcione el nuevo puente para no provocar mayores traumas a los residentes en el sector oeste.

más leídas