Matan a dos ambientalistas en Honduras en menos de 24 horas

0
180
Imagen de Michelle Maria en Pixabay

En menos de 24 horas dos defensores del medio ambiente fueron ultimados a balazos en dos diferentes zonas de Honduras, un pequeño país situado en el punto medio de Centroamérica y que considerado uno de las naciones más peligrosas para los ambientalistas.

El pasado sábado el Comité de Familiares de Detenidos-Desaparecidos en Honduras (Cofadeh) daba cuenta del crimen de líder lenca, ambientalista y precandidato por el Partido Libertad y Refundación (Libre), Félix Vásquez.

El crimen se produjo en la vivienda de la víctima en el municipio de Santiago de Puringla en el departamento de La Paz, hasta donde llegaron hombres que se cubrían el rostro con pasamontañas que, tras encañonar con sus armas y golpear a todos los inquilinos del inmueble, le dispararon a Vásquez varias veces hasta matarlo.

Tras el brutal asesinato, decenas de sus compañeros salieron a las calles a reclamar justicia.

Sin embargo, no había trascurrido un día cuando en el municipio de Morazán, en Yoro, se reportaba el crimen de otro ambientalista. Se trata del líder de la etnia Tolupán, José Adán Medina Rodríguez, de 46 años, quien fue encontrado muerto en un sector montañoso con cinco disparos.

El exdiputado Rafael Alegría, lamentó que se siga matando a los defensores de la tierra que se oponen a la despiadada explotación de los recursos en Honduras, bajo la sombra de la tolerancia del Gobierno y sus autoridades.

“La voces no se van a callar, la lucha continuará, pero lógicamente estos asesinos tratan de mandar mensajes sobre lo que son capaces de hacer y sembrar el miedo en la dirigencia campesina y ambientalista”, expresó Alegría.

“Si existe miedo, porque los ambientalistas están desprotegidos, no hay protección para ellos, a pesar que se hacen las denuncias antes las instituciones del Estado, este no responde, sino que se confabula para reprimirlos”, agregó.

Por su parte, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en Honduras (Conadeh) a través de boletín de prensa condenó ambos crímenes y dijo que se comenzó una investigación de oficio.

“El Conadeh, lamenta que se continúen suscitando acciones violentas contra líderes indígenas y defensores de derechos humanos en el país. Se están realizando las diligencias que corresponde con las autoridades responsables de esclarecer ambas muertes”, expresa el documento.

En Honduras desde el 2010 se registran la muerte de más de 150 defensores de derechos humanos y ambientalistas, de los cuales al menos 12 fueron en el 2020.

En el 2016, la líder de la etnia lenca Berta Cáceres, murió a manos de criminales que llegaron a su casa y le dispararon. Su crimen es considerado uno de los más emblemáticos de los últimos años.