Píldora del día después sigue siendo institucionalizada en Latinoamérica

0
99
La píldora nació en la década de los 60, en los Estados Unidos.

Costa Rica volvió a colocar el tema de la píldora del día después, al informar la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) que la ofrecerá de manera gratuita a las mujeres que lo requieran.

La medida forma parte de los esfuerzos para garantizar el derecho a la salud sexual y reproductiva por parte del Gobierno del país centroamericano.

Desde hace una década la aplicación de este medicamento se ha hecho popular en Latinoamérica, en medio de polémicas, por la posición que guarda al respecto la iglesia católica, que es seguida por la mayoría de sus habitantes.

Según la prestigiosa Clínica Mayo, la píldora del día después es considerada como un anticonceptivo de emergencia, que se usa para prevenir el embarazo después que una mujer tuvo relaciones sexuales sin protección o cuando ha fallado el método anticonceptivo que utiliza.

La propia iglesia católica costarricense, emitió un comunicado hace dos años en el que se oponía a la comercialización de este anticonceptivo, pues consideraba que atenta contra la vida de los no nacidos.

“Diversos científicos han afirmado que la misma puede impedir la implantación del cigoto en el endometrio. Esta posibilidad real de la ‘anticoncepción de emergencia’ hace que nuestra valoración sobre la misma sea negativa, por atentar contra la vida de los más vulnerables, los no nacidos”, registra un extracto del comunicado.

A pesar de esta percepción, el medicamento ha ganado popularidad en la región. Forma parte de las políticas de planificación familiar de todos los estados, con excepción de Hondura, donde se han desarrollado campañas para que se permita su uso.

En Panamá este método es regulado y requiere de receta médica para ser adquirido.

La razón por la que se tienen normas de control es que se ha visto que las mujeres la usan como método anticonceptivo usual y muchas veces la toman sin orientación médica.

El empleo de la píldora no ha está alejado de escándalos. Según una investigación de The New York Times, publicada el pasado mes de marzo, en Chile, defectos con la píldora provocaron que alrededor de 140 mujeres tuvieron embarazos no deseados.

El ministerio de salud chileno emitió el 24 de agosto de 2020 una orden para retirar del mercado 139,160 cajas de píldoras anticonceptivas vendidas con el nombre de Anulette CD, producidas por dos compañías chilenas.