Presidente de Honduras una vez más es ligado al narcotráfico por fiscales de EE.UU.

0
80
(Lima - Peru, 12/04/2018) Presidente Juan Orlando Hernández Foto: Alan SantosPR

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández Alvarado, una vez más se encuentra en el “ojo del huracán”, cuando fiscales de Estados Unidos divulgaron nueva información sobre señalamientos de vínculos del mandatario con el narcotráfico.

El gobernante desde hace varios veces es nombrado en varios documentos que manejan los fiscales estadounidenses, en relación a supuestas investigaciones relacionadas al trasiego de drogas, sin embargo, a la fecha no existe una acusación formal en contra de Hernández Alvarado.

Según los documentos presentados en la Corte de Nueva York, el presidente habría protegido los laboratorios del conocido narcotraficante Geovany Fuentes Ramírez, a cambio de cuantiosas sumas de dinero en concepto de soborno, usando para ese propósito el apoyo de las Fuerzas Armadas.

Fuentes Ramírez se encuentra prisionero en una cárcel de Estados Unidos, donde es procesado por delitos de narcotráfico, tras ser capturado en Miami en 2020.

Al respecto, el mandatario hondureño no se ha pronunciado, sin embargo, la Presidencia de Honduras, divulgó varios mensajes el pasado sábado en su cuenta de Twitter en los que argumenta que esas acusaciones vienen de personas que están siendo procesadas en EE.UU., en represalia por el apoyo del gobernante para su captura.

Ante los nuevos cuestionamientos a la honestidad del gobernante, los líderes de oposición en Honduras han solicitado en reiteradas ocasiones la salida del poder del mandatario a través de sendas protestas en diferentes puntos del país.

Este lunes el expresidente de Honduras, Manuel Zelaya Rosales, derrocado en 2009 en un golpe de Estado, escribió:

Juan Orlando Hernández siempre ha negado las acusaciones que vienen de los fiscales de Estados Unidos y su vinculación con las actividades de su hermano, Juan Antonio Hernández Alvarado, condenado en Nueva York por narcotráfico y quien desde el 2020 está a la espera de presentarse a la audiencia para conocer la pena que se le impondrá.