Siete policías hondureños investigados por muerte de universitaria

0
158
la muerte de la universitaria podría tratarse de una ejecución extrajudicial a manos de funcionarios públicos / 45TV

Siete policías fueron sometidos este jueves a exámenes forenses para descartar o confirmar su participación en la muerte de una estudiante universitaria de enfermería que falleció de forma misteriosa la madrugada del pasado domingo 7 de febrero en la celda de una estación policial.

Los agentes estaban de turno el día ocurrió el hecho y hasta este jueves se encontraban en custodia de las mismas autoridades de la Policía Nacional a la espera de determinar su grado de participación para deducirles responsabilidad.

El Ministerio Público todavía no acusa formalmente a ninguno de los policías requeridos, debido a que tras ser interrogados fueron sometidos a los exámenes forenses, de los cuales se deberán esperar los resultados.

Keyla Patricia Martínez Rodríguez, de 26 años, fue declarada muerta en un hospital de la ciudad de La Esperanza, en el departamento de Intibucá, hasta donde fue llevada por los policías que estaban de guardia en la estación, según ellos, tras encontrarla con evidencias de haberse querido ahorcar con su suéter.

Según el informe de los policías, Martínez Rodríguez junto a otra persona, fueron detenidos en estado de ebriedad por escándalo en la vía pública y llevados a la posta policial.

En un inicio el caso fue tratado por las autoridades de la Policía Nacional como un suicidio, pero los familiares de la víctima nunca creyeron en esa hipótesis y desde un inicio culparon a los siete agentes que estaban en el lugar.

El martes anterior, dos días después de la muerte de la joven, las autoridades de la morgue de Medicina Forense, tras realizar la autopsia, emitieron un informe en el que establecieron que la muchacha había fallecido por asfixia mecánica, es decir, que su muerte fue un homicidio.

Así lo declaró en un video el portavoz del Ministerio Público de Honduras, Yuri Mora.

Una vez que se conoció la noticia de la muerte de la estudiante, diferentes organizaciones feministas y defensoras de Derechos Humanos salieron a las calles a protestas para exigir justicia y que el crimen de la joven que quede en la impunidad.

Migdonia Ayestas, directora del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, indicó que desde el inicio del 2021 hasta el miércoles recién pasado se registraban en Honduras 27 crímenes de mujeres siete de ellos entre el 7 y 10 de febrero.

“La violencia contra la mujer es una preocupación constante, no solo de las organizaciones de la sociedad civil, sino de la población, pero no del Estado por el grado de impunidad que se da en estos casos”, declaró Ayestas.

La muerte de la universitaria a conmocionado a toda la sociedad hondureña y en el extranjero, por lo que varias organizaciones nacionales e internacionales se sumaron en las pasadas horas al pedido de justicia por el crimen en Honduras de la estudiante universitaria.

“El Ministerio Público hondureño debe llevar a cabo una investigación pronta, exhaustiva, independiente e imparcial en torno a la muerte de Keyla, con perspectiva de género y siguiendo los lineamientos de estándares internacionales”, manifestó Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional

A criterio de Guevera Rosa, la muerte de la universitaria podría tratarse de una ejecución extrajudicial a manos de funcionarios públicos”.

Por parte, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas en Honduras (OACNUDH) condenó la muerte violenta de Martínez bajo custodia policial y urge a las autoridades a una investigación pronta, exhaustiva e imparcial

“Ahora más que nunca las autoridades competentes deben realizar una investigación profunda, exhaustiva, eficaz y efectiva de toda muerte potencialmente ilícita, hasta dar con el o los responsables implicados en el presunto homicidio o asesinato de la joven Martínez”, expresó en un comunicado el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh).