A pesar de que cuatro de cada 10 casos de VIH en México corresponden a personas
heterosexuales, la creencia infundada de que la homosexualidad está relacionada con el
contagio del virus prevalece aún en la mente de muchos.

Desde los años 80, cuando la enfermedad del Sida recibió el nombre de Cáncer Rosa en una
clara alusión al contagio por contacto sexual entre personas del mismo sexo
, la idea de que una
persona homosexual tiene más probabilidad de contraer la enfermedad o que alguien con VIH
debe ser a fuerza homosexual se extendió hasta nuestros días.

“Si bien es cierto que la población de hombres homosexuales es una de las más afectadas por la
enfermedad, no es la única”, relata Daniel Aquino, activista y coordinador del programa VIH del Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos A.C., con sede en México. “Todas las personas independientemente de su identidad de género están expuestas al virus”.

En América Latina, de acuerdo a estimaciones de la Organización Panamericana de la Salud, la cantidad de nuevos casos de VIH ha incrementado en 21 por ciento desde 2010, con aproximadamente 120 mil nuevas personas infectadas en 2019.

DOBLE ESTIGMA

La carga añadida de relacionar la homosexualidad con la enfermedad crónica suma más
prejuicios a una ya de por sí denostada opción sexual, creando en este sector de población un
“doble estigma”.

“Esta doble discriminación puede ser una de las razones para no compartir abiertamente en el
entorno cercano como la familia o los compañeros de trabajo la homosexualidad”, advirtió el
activista. “Lo mismo pasa en el proceso de las personas con VIH que no la comparten por el
estigma que existe hacia los varones gays basado en que tienen la enfermedad”.

Para Aquino la solución a esta discriminación es precisamente no estigmatizar a aquellos
sectores de la población que tradicionalmente han sido relacionados con la enfermedad
como
los varones homosexuales, usuarios de drogas o sexoservidores. “Quizá el punto sea girar a la
personas heterosexuales un enfoque claro de la información y decir de manera muy clara que
no necesariamente están libres de la enfermedad”.